4 de febrero de 2013

El Nuevo Rol del Abogado

14 de Julio de 2000 -- El Sol de San Diego
EL NUEVO ROL DEL ABOGADO:
 

Como Proveer Acceso a la Justicia como un Matador
 

Por Lilia S. Velásquez

El rol del abogado va cambiando para responder a nuevos retos.  Los abogados de hoy, no pueden limitarse solamente a litigar a favor de un cliente.  Con el proceso de globalización el reto más extraordinario para el nuevo abogado, es el aprender como proveer acceso a la justicia a nuestros clientes. Esto no es sólo para asegurarnos que existan servicios gratuitos para las personas indigentes, sino que también las personas que obtengan representación legal, verdaderamente reciban justicia a través de nuestros sistemas judiciales.

El ser un abogado competente requiere que actuemos con más profesionalismo que antes.  Tenemos que ser especialistas en una materia, asesores eficaces, redactores creativos, caudillos legales, estudiantes del derecho, y sobre todo, abogados persuasivos.  En resumen, el abogado es como un matador, cuando representa a sus clientes.  Si el caso requiere que se litigue, el abogado promete abogar con vehemencia persuasiva a favor de su cliente.  El abogado que es como un Matador, también debe de utilizar otras destrezas para abogar en diferentes áreas.

Ya sea que aboguemos en los tribunales, agencias administrativas, organismos internacionales, grupos no-gubernamentales, o instituciones comunitarias, el abogado siempre es una flama de la justicia –un instrumento de nuestro sistema legal, cuyo conocimiento y talento aseguran que exista un acceso a la justicia en el proceso jurídico.  Por supuesto que ya no es suficiente el sólo ser un abogado que presenta la mejor defensa para su cliente.  El abogado que es verdaderamente globalizado, tiene que representar roles múltiples, y tiene que ser más emprendedor y creativo cuando representa a sus clientes.

1. El abogado tiene que ser un educador.  El abogado tiene que avanzar la relación entre el derecho y el pueblo.  Debido a la tremenda ignorancia sobre las leyes, el abogado debe de aprovechar toda oportunidad para informar al público sobre el estado de las leyes. En los casos de inmigración tenemos que concientizar al público que las leyes de inmigración nos afectan a todos. Si agentes del Servicio de Inmigración (INS), llegan a la casa de nuestro vecino y se lo llevan detenido, por un delito que cometió hace 15 años, debemos de preguntarnos que derechos tenemos bajo nuestras leyes.  Sin duda lo que le afecte a un migrante directamente, también nos afecta a todos, a la percepción que tenemos de nuestro sistema de justicia, como a la fibra social y económica de nuestras comunidades.  Cuando la ley se aplica injustamente a una persona, todos debemos de sentirnos indignados por esto.

El educar al público, se puede llevar a cabo a través de eventos informativos en la comunidad, en escuelas, conferencias académicas, y asociaciones profesionales. Esto a su vez, acarrea el beneficio de generar el apoyo necesario para cambiar las leyes.
2. El abogado tiene que utilizar los medios de comunicación como agentes para efectuar cambios en las leyes.  Los medios de comunicación son un instrumento muy efectivo de abogacía a beneficio de nuestros clientes.  Esto se lleva a cabo escogiendo los casos con más mérito, y usándolos para demostrar como se aplica la ley en determinando caso.  Las leyes no operan de manera abstracta.  El mostrar el sufrimiento de una persona, como resultado de una ley injusta, no sólo educa al público, sino que también nos brinda apoyo valioso, para efectuar cambios en las leyes.  El Abogado tiene que sacar a la luz las injusticias de las leyes, para que la gente se pregunte “¿Cómo es posible que estos suceda en nuestro país?¿Cómo es posible que nuestro sistema sea tan injusto?”

Para lograr el apoyo necesario para enmendar las leyes injustas de inmigración, todos los medios de comunicación deben utilizarse.  Esto incluye el dar entrevistas en programas de radio y televisión, el organizar conferencias de prensa, y contactar a los medios de difusión.

3. El abogado debe trabajar con la legislatura. Debido a que el Congreso es el responsable de la aprobación de las leyes de inmigración, es el Congreso el que tiene el poder para cambiar las mismas.  A este respecto, el abogado tiene que asesorar a sus clientes para que acudan con sus Congresistas, y expongan la manera injusta en que las leyes han afectado a su familiares, y el por qué las leyes deben ser enmendadas.

Los Congresistas tienen una obligación con los electores, y la responsabilidad de atender sus demandas.  No es sorprendente, que después de una presión enorme por parte del público en relación al impacto de la nueva reforma migratoria, varios Congresistas han propuesto varias enmiendas a las leyes de inmigración.  Cuando la ley tiene limitaciones, o. requiere de enmiendas, el abogado debe de involucrarse en proyectos de reformas legal, como parte de sus herramientas de abogacía.

4. El Abogado tiene que ser un diseñador del derecho. Al igual que cuando construimos defensas legales, estudiando y analizando cuidadosamente precedentes y las leyes, los abogados tienen que aplicar sus energías creativas para diseñar nuevas leyes.

Como abogados, tenemos las experiencias de litigar en los tribunales, y podemos ver de primera mano, como impactan las leyes a la gente.  Tenemos que estar a la vanguardia, y tomar iniciativa para la promulgación de nuevas leyes, así como para efectuar cambios en las leyes vigentes.  Por esta razón, el Colegio de Abogados, especialistas, y hasta catedráticos, han propuesto reglamentos, y políticas, a agencias gubernamentales.

5. El abogado tiene que ser un conciliador. Una habilidad importante que un abogado debe desarrollar, es la de ser un conciliador.  Cuando no existe un remedio legal para nuestro cliente, tenemos que explicarle las malas noticias con sabiduría y comprensión.

En ciertos casos, la leyes son muy complicadas y confusas, y toma mucho tiempo y esfuerzo el explicarlas, de tal manera que el cliente las entienda bien.  El abogado es un traductor cultural en este contexto.  Además, los clientes tal vez no entiendan el por qué la ley es injusta, y el abogado tiene que escuchar y valorar los sentimientos del cliente.

Con frecuencia tengo que disculparme con mis clientes, sobre las injusticias de las leyes, y de nuestro sistema de justicia.  Pero también les digo que debemos trabajar en estrecha colaboración para cambiarlas, y así fortalecer la fibra de nuestro sistema jurídico.  Estamos al frente de nuestro sistema de justicia.  A fin de cuentas, el nuevo abogado tiene que dar aliento y esperanza que se lograrán cambios positivos en las leyes.

6. El abogado tiene que ser un activista en su comunidad. Hay muchas maneras de promover cambios en las leyes.  Para obtener el apoyo público, se pueden llevar a cabo protestas, marchas, o manifestaciones pacíficas.  Es importante que el abogado salga a la calle a expresar sus opiniones.

El abogado tiene que comprender estos varios roles que tiene que desempeñar, y utilizar sus habilidades en forma creativa, ya sea como educador, como cabildo, sanador, activista en la comunidad, y luchador, con fin de diseñar soluciones para la resolución de los problemas de sus clientes.  Tenemos que comprender el valor del derecho preventivo, vivir la emoción de la abogacía oral, promover el derecho, y asegurar avenidas de acceso a la justicia.  A esto es a lo que llamamos la resolución de problemas en forma creativa.  Y esto es lo que significa ser una flama de la justicia.

Publicar un comentario

Recibe lo nuevo a tu correo!

Apoyanos!

Lo más nuevo

Siguenos en Facebook!

Siguenos en Google+

Archivo

Más Vistos.

Contacta con Nosotros!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *